La personalización, es una estrategia necesaria para ajustarse a un público cada vez más exigente, que le da valor a los sitios que se salen de lo convencional, lucen más humanos y se enfocan en satisfacer las necesidades específicas de un público objetivo.

Existen varias maneras de lograr esta meta y, a continuación, se mencionarán algunas que han resultado ser bastante efectivas.

¿Cómo personalizar un sitio web?

Además de no hacer uso de las típicas plantillas, es necesario enfocarse en una serie de aspectos que garantizarán optimizar al máximo la personalización.

Enfocarse en los Buyer Personas

No se debe perder de vista, que el objetivo es captar la atención de personas con necesidades reales, que buscan respuesta a sus problemas y el diseño de un sitio web debe enfocarse en satisfacerlas.

Una buena opción sería categorizar la información, para así organizar el contenido y que el usuario pueda ubicar más fácilmente lo que necesita.

Tener en cuenta los dispositivos móviles

Se ha evidenciado que la mayoría de los usuarios hace uso, principalmente, de sus dispositivos móviles para acceder a la información.

Por lo que, diversificar los canales de acceso permitirá proporcionar una experiencia optimizada.

Estar consciente de su relevancia es, hoy en día, más importante que nunca.

Descubrir la fuente de referencia

Tener información acerca de la fuente de referencia, es aún mucho más importante que conocer el dispositivo que están usando los usuarios. Conocerlo permitirá proporcionar una experiencia contextual más satisfactoria, que se adapte totalmente a las preferencias y requerimientos de los usuarios.

El comportamiento del usuario

Analizar el comportamiento del usuario será relevante al momento de determinar sus intereses, por lo que, será más asertado proporcionarle la información que requieren.

Ubicación

La personalización también debe tener en cuenta la ubicación física de los usuarios. Esta representa un comodín extra, que la hará mucho más específica aún.

Tenerla en cuenta también permitirá, programar los eventos teniendo en cuenta los husos horarios y días festivos.